LUJURIA

¡Ah, Si tu supieras el hambre que tengo!

Te devoraría sin tu consentimiento

Me rebelaría antes mis sentimientos

Perdería la ética, los escrúpulos  e incluso la cabeza

Despertaría las bestias que habitan en mi ser

Para matarte de placer

Yo, fiera en celo

Violaría  tus sentidos

Te ensordecería con mis gemidos

Desearía que me arrancaras la ropa

Poseyendome hasta volverme loca

Explorandome como solo tú sabes

Nos amaríamos como dos animales

Tú serías mío

Yo sería tuya

Sin ningún remordimiento

Sin ninguna atadura

¡Ah, si tú  supieras lo que te estás perdiendo!

Rasec

Fe

Él sol siempre saldrá

Aunque hayan nubes o tempestad

Aunque te vengas o si te vas

Aunque haya lodo o gozo

Cansancio o reposo

Él sol siempre saldrá

Porque no es miedoso

Tampoco es valiente

Lo único que hace

Es vivir plenamente

Emanar y donar

Su calor

Sus rayos de luz

Porque él no entiende

Ni de amor

Ni de odio

De rencor o placer

Lo único que sabe

Lo único que quiere

Es volver a nacer

Rasec

Instígame

Mientras siento el amargor de la doble malta que se escurre fría por mi garganta, te observo y veo cómo me contemplas con esa mirada…esa que me revienta y me invita a adentrar o a escapar de cualquier tormenta. Un día todo se acaba, otro todo empieza, de eso se trata, que fluya la fuerza de la naturaleza y arrase con todo, si antes hubo fango, al menos hoy que haya gozo.

Rasec

Mi limbo ardiente

Me has tomado el cielo y me has devuelto al infierno

Yo hecha demonio puro en un camino vasto y largo

Me veo deambulando perdida

Me encuentro en tierras malignas

Sigo siendo la misma a la que has tentado

Me mezclo entre los Valles de los suicidas

Caminando por los umbrales de la vida

No hay nada definido ni hay nada acabado

Para la que ha sido elegida mujer de Dios y del Diablo

Rasec

Último domingo de mayo — Tengo sitio libre

Me vence el cansancio

Pero ni siquiera me quitaré las botas

No hace falta para beber de este manantial

En este último domingo de mayo

El musgo rojo

El caño de hierro

El agua surgiendo tan fresca

Filtrada la lluvia a través del corazón de la montaña


Me nutro y me lleno de ella

Quiero matar mi sed

Y quedarme aquí con o sin botas

En esa montaña que me es tan familiar

De las batallas que trabé aqui

No sé cuantas gané o perdí ni me importa

Me desarmo rindiéndome descansando a su vera

Pues me siento segura y plena

Sé que aquí hay verdad 

Hay templanza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

a través de Último domingo de mayo — Tengo sitio libre

Acércate

Acércate tanto como puedas, no tengas miedo de conseguir lo que quieres, haz la prueba, si no interfieres siempre te quedará la duda del y si.

Ama y olvida las barreras que te impiden a llegar al cielo, apuesta todo y llévate el consuelo de que si ganas o pierdes fuiste valiente, viviendo el presente yendo de frente, con ganas y entusiasmo.

Si lo tienes en tu mente lo tendrás en tu regazo, insiste, persiste si vale la pena, la vida es hoy y eso es lo que cuenta, siempre hay esperanza cuando uno lo cree, lo intenta.

Rasec